La transversalidad de la perspectiva de género en psicología: un análisis de los condicionantes de género en salud mental.

Empezamos este nuevo año, que aprovechamos para felicitaros, compartiendo este estupendo trabajo de Violeta García Guío, psicóloga y terapeuta gestalt, y colaboradora del Sevicio de Atención a la Diversidad Afectiva, Sexual y de Género. Esperamos con él contagiaros de la ilusión con que lo ha realizado, aunando en él dos de sus pasiones: la psicología y el feminismo. Este trabajo es fruto de su frustración al pasar por la carrera de psicología, en la que, según nos cuenta, “apenas recibí un análisis realista de cómo la construcción de genero repercute en la salud mental de todas las personas“.

Así nos intruduce Violeta su trabajo: “el objetivo es comenzar a construir una perspectiva crítica de género en el empleo de la psicología y, por ende, señalar la desigualdad social fruto de una sociedad patriarcal también presente en la práctica, diagnóstico e intervención clínica. Se analizan las condiciones de vida y la salud integral, haciendo evidente que toda merma del desarrollo subjetivo y vital en relación al género, produce malestares y estos se manifiestan en diferentes síntomas“.

Considero que aún sigue siendo de vital importancia recordar que el género en sí mismo es un factor de riesgo para la salud mental y que es su rígida construcción, en combinación con la clase socioeconómica, los procesos migratorios y la raza, la raíz de la gran mayoría de violencias sociales y malestares que vivimos e interiorizamos. La forma en lo que hemos aprendido nos duele, nos enferma en relación a ello y básicamente, nos polariza en unos sentidos y excluye en otros, limitando así toda nuestra vida. Que es el género un aspecto a flexibilizar, para permitirnos ser y estar más allá de su naturaleza dual”.

Desde una mirada gestáltica, por tanto fenomenológica y experiencial, Violeta García nos recuerda que: “trabajarnos el género no implica tan solo teorizar sobre él. Los mecanismos racionales son limitados en sí mismos. Lxs profesionales de la salud mental deberíamos tener experiencia de trabajo vivencial respecto al género para así, incorporar de manera transversal la necesaria perspectiva feminista en el relato de lo emocional y a su vez, ser conscientes de cómo nosotrxs lo vivimos“.

La ilustración de la cabecera de esta publicación es de Paula Bonet, ilustradora y autora, entre otros, del libro al que pertenece esta imagen: “La Sed” (Lunwerg, 2016) -un poema ilustrado en clave feminista-.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s