Nora Levinton. El superyo femenino.

Con esta entrada queremos reconocer y agradecer las aportaciones al ámbito del feminismo y la psicología de Nora Levinton Dolman. Nora es socia de la Asociación de Psicología y Psicoterapia Feminista, en la que participa también Ana del Pozo Palomo, psicóloga y psicoterapeuta feminista a la que debemos el texto de esta publicación. Nora Levinton se formó como psicoanalista, y lleva muchos años intentando tender puentes y plantear cuestionamientos entre los diferentes abordajes planteados en el campo de la psicoterapia y una perspectiva de género. Desde el año 1996 fue profundizando en la relación entre dependencia amorosa y violencia de género, participando en la capacitación de profesionales desde diferentes ámbitos. Su tarea de investigación se ha focalizado alrededor de la construcción de la subjetividad femenina como núcleo fundamental que articula la aplicación de las epistemologías feministas a nuestra disciplina.

Aborda el papel fundamental de las epistemologías feministas, cuestionando la “teoría del punto de vista” (el masculino, claro) y la profundización en el “conocimiento situado” de los modos de enfermar de las mujeres. Lo que le lleva a considerar el ser mujer como un factor de riesgo. Y de ahí a tratar de entender cómo todo aquello que la teoría feminista plantea en torno a la opresión de las mujeres, fue encarnándose en síntomas, sufrimiento, neurosis y una amplia gama de psicopatología.

En su libro “El Superyó femenino. La moral en las mujeres”, revisa algunos temas que abordan la cuestión de la construcción de la subjetividad femenina, privilegiando como eslabones principales la modalidad de internalización de las normas, su articulación con el sentimiento de culpa y aquellas problemáticas que atañen a lo que define en psicoanálisis al superyó como instancia. La propuesta se basa en dos líneas fundamentales de revisión: el concepto de feminidad y el de superyó femenino. Se trata de una ampliación sobre los fundamentos psicoanalíticos que darían origen y desarrollo a las estructuras intrapsíquicas normativas. Recoge como referencia la obra de Emilce D. Bleichmar para considerar la especificidad de los fundamentos de la estructura normativa femenina.

Nora hace una crítica a la teoría freudiana y a una teoría sexual infantil como premisa universal, entre otras, para hacer un intento de reformulación diferente sobre el superyó femenino, que no normativiza lo masculino. Retoma la cuestión del superyó como  un organizador intrapsíquico que se ocupa de reglamentar mediante restricciones, mandatos e idealizaciones todo un delicado entramado que regulará la relación de la mujer consigo misma y con su entorno,  estructurando un modelo frente al cual se debatirá en permanentes comparaciones que revelarán fallos entre lo idealizado y lo percibido, y que será causa de dolorosos conflictos. Y, sobre todo, generador del casi omnipresente sentimiento de culpa.

La hipótesis desarrollada es la del temor a la pérdida de amor como la situación de peligro promotora de angustia más eficaz en las mujeres. Por todo ello, será necesaria otra formulación tanto para describir el funcionamiento del superyó en la mujer como para valorar los criterios con que se piensan sus efectos sobre la subjetividad femenina.

El siguiente diagrama ilustra cómo ha pensado la organización del superyó femenino:

Os dejamos estos enlaces a algunos de sus artículos:

La imagen de cabecera de esta entrada es un fragmento de la obra “Mujer saliendo de psicoanálisis”, de Remedios Varo.

One response to “Nora Levinton. El superyo femenino.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s